Ventilación natural: aprovechar el viento y el calor para crear un buen clima interno

Climatización económica y de bajo consumo

Los sistemas de ventilación natural Colt aprovechan el viento y el calor para crear un ambiente interno cómodo y saludable, con temperatura y niveles de humedad óptimos, y una buena calidad de aire. Los sistemas se basan en ventanas y tragaluces de apertura y cierre automático, y van de un simple interruptor de apertura/cierre a un sistema de gestión de energía totalmente integrado con medición del dióxido de carbono y la temperatura, sensores meteorológicos e interfaces con sistemas de gestión de edificios.  Ofrecen una solución de muy bajo consumo que necesita una pequeña inversión inicial para mantener un buen clima interno con costos operativos y de mantenimiento sumamente bajos.

Soluciones de ventilación adaptadas a cada tipo de edificio

Colt puede diseñar un sistema de ventilación natural adaptado a todo tipo de edificios: de escuelas a oficinas, de centrales eléctricas a centros comerciales. Al aportar su exclusiva y amplia experiencia en distintas especialidades, Colt puede diseñar el sistema que mejor satisface los requisitos de su proyecto, incluyendo soluciones integrales para una ventilación diaria y control de humo o sistemas de ventilación natural híbrida y mecánica. El respaldo de Colt va más allá de las etapas de diseño, a través de la instalación y, posteriormente, al servicio y mantenimiento.

Ventajas de la ventilación natural de edificios

Costos de construcción de edificios más bajos
Los edificios ventilados naturalmente son más económicos de construir que los edificios ventilados mecánicamente. Una reducción considerable en el costo de los servicios de ingeniería compensará con creces algunos gastos adicionales en las mejoras del edificio, como la protección externa y las ventanas accionables. Como regla general, cuesta un 10-15 % menos construir los edificios ventilados naturalmente que sus equivalentes con aire acondicionado.

Costos operativos del edificio más bajos
Los edificios ventilados naturalmente son, por lo general, de funcionamiento más económico que los edificios con aire acondicionado. Además de una reducción considerable en el consumo energético, los costos de mantenimiento son, por lo general, menores en los edificios ventilados naturalmente debido a su menor complejidad en comparación con los sistemas de climatización (HVAC, por sus siglas en inglés) tradicionales.

Mayor salud y productividad
Los estudios han demostrado que la gente prefiere un ambiente de trabajo que tenga aire fresco y luz natural. Los empleados se sienten mejor y están más atentos y productivos en un ambiente ventilado naturalmente y con sistema de climatización.

Menor impacto ambiental
Los edificios ventilados naturalmente tienen un menor impacto ambiental por la demanda energética reducida (en particular, la eléctrica). Un consumo energético reducido se traduce en emisiones más bajas de dióxido de carbono (CO2) y de otros productos de la combustión que contribuyen al riesgo de calentamiento global.

Una mejor inversión a largo plazo
Los edificios construidos de acuerdo con principios ambientalmente sensibles son buenas inversiones a largo plazo porque es probable que los controles y la legislación medioambiental aumenten en el futuro.

© 2018 Colt International Licensing Limited - People feel better in Colt conditions